Para estos momentos en los que el regreso a las actividades será paulatino, no podemos dejar de recomendar esta película del 2009, protagonizada por Robert De Niro, y dirigida por Kirk Jones.

Frank Goode (Robert De Niro), un jubilado que ha enviudado recientemente, se prepara para recibir a sus hijos que irán a visitarlo. Como quiere impresionarlos, compra vino caro y una parrilla multifuncional. Sin embargo, tres de sus hijos lo llaman para cancelar a último minuto por diferentes problemas personales. Sentido un poco por los rechazos, Frank quiere hacer un viaje a través del país para visitar a cada uno de sus hijos, a pesar de las advertencias contra los viajes que hizo su médico debido a una enfermedad crónica. Conversa con su médico respecto al duelo; éste le recomienda estar tranquilo y dedicarse a su jardín, aspecto que aparentemente motiva más a Frank para viajar. Frank piensa que su esposa siempre se preocupó por sus hijos y que ahora, en su ausencia, era su rol.

Categorías: Cultura

0 Comentarios

Deja un comentario

Marcador de posición del avatar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.